Para mí es muy importante que mi familia se alimente bien y aprenda a comer sano. La salud empieza por lo que comes, pero también tiene mucho que ver todo lo que entra en tu cuerpo por otros medios (como las cremas corporales o productos de belleza). Incluso lo que vemos y escuchamos a diario influye en nuestra salud.

 

Por muchos años me he interesado en lo que de doy a mis hijos de comer. He leído sobre bastantes tipos de dietas y filosofías sobre dietas: veganismo, vegetarianismo, la dieta keto, la paleo, etc. Todo eso lo encuentro fascinante, pero mi filosofía personal es más simple: come la menor cantidad de alimentos procesados que puedas, prepara todas las comidas que puedas en casa, incluye mucha verdura en tu alimentación y no te olvides de incluir Encurtidos Caseros regularmente en tus comidas.

 

Dos de mis hijos están atravesando la adolescencia, lo cual tiene sus propios momentos estresantes. Lo que recuerdo muy bien cuando empezaron a dejar de venir a casa al medio día para comer. Estaba aterrada, no te miento! Me imaginé todas las cochinadas que comerían y tuve razón: comen cualquier cosa cuando están fuera de la casa, a pesar de que les he cantado la canción de “comer sano es importante!”. A veces vienen a casa con dolor de panza, quejándose… Yo los veo y sin que les pregunte qué comieron, ellos solitos empiezan a contármelo.

 

A la conclusión que llegué fue que no los puedo controlar. Les repito en casa lo que ya saben: coman verduras, tomen agua, no coman tanta azúcar, etc. Pero al final ellos solos tendrán que decidir. Ahora, me sigue preocupando lo que comen, pero no puedo controlarlo todo! Así que ahora cocino saludable en casa, intento darles Encurtidos Caseros regularmente y les recuerdo que tomen agua.

 

Mi hija menor me pide taquitos con chucrut, le encantan! Y como sabe que le hacen bien cuando no se siente bien, me los pide cuando esta enferma y con hambre. Los otros dos, dentro de su rebeldía de adolescentes, le huyen a todo lo que sea “saludable”, aunque sí se acaban las ensaladas a la hora de la comida y lo que hago es esconderles el jugo del chucrut en el aderezo que preparo para ensalada.

 

A mis hijos también les gustan mucho las hamburguesas, así que en la carne les escondo el hígado. Les encanta la granola y el yoghurt, de manera que hago mi propia granola, le agrego un poco de chocolate negro, y a veces también hago mi propio yoghurt o compro uno natural rico en bifiídobacterias.

 

A veces el efecto de lo que comemos es inmediato, a veces no lo es. Si te pones a pensar que aunque comas saludablemente quizás tu cuerpo no lo absorbe bien, empezar a comer sano podría ser un poco deprimente. Antes me pasaba mucho tiempo pensando qué comida es la mejor para mi familia y cómo puedo hacer para que sea super balanceado, etc… eso me estresaba bastante!

 

Aquí una lista de cómo empezar a comer sano de forma fácil y sin estresarte:

  • El jugo del chucrut lo puedes agregar al aderezo de la ensalada. Yo mezclo un poco de vinagre de manzana con el jugo del chucrut, mucho aceite de oliva y algo de sal.
  • Haz tu propia carne de hamburguesa. Por lo general hago 2/3 de carne molida y un tercio de hígado. El hígado lo licúo y después lo mezclo con sal, cebolla y la carne molida. No necesitas ni siquiera agregarle huevo!
  • Prepara tu propia granola. Mezcla avena, nueces, semillas y algún otro cereal sin gluten (esa es mi preferencia, pero tú puedes agregar trigo si deseas). Puedes hacer como yo y ponerla en un recipiente coqueto para que mis hijos no sepan que es casera.
  • Pon Encurtidos Caseros a todo lo que puedas. Como ejemplos te recomiendo el pastel marmoleado con kéfir de leche, hotcakes con kefir y sin gluten, smoothies con plátano y leche de kéfir, en fin, no dudes en ponerte creativa para que no se den cuenta de que lo que están comiendo es algo sano.

 

Al final de cuentas pienso que como madre sólo soy una guía, especialmente ahora que están creciendo. Les muestro con el ejemplo lo que deberían comer, pues sé que aunque lo nieguen están aprendiendo. Acepto que no siempre me van a escuchar en el momento, y les doy amor: esa es mi tarea más importante.

 

¿Te gustaron estas ideas? ¡Comparte en Facebook!