Tengo que admitir que el término “capitalización” era extraño para mí hasta hace poco. Desde que dejé el mundo corporativo, estoy tratando de convertirme en experto en finanzas. Estoy aprendiendo sobre finanzas personales, sobre cómo ahorrar dinero, cómo invertir, etcétera. Nunca pensé que los buenos hábitos pudieran tener nada que ver con “capitalizar”.

 

Cuando este término realmente me impactó, fue cuando leí el libro de James Clear, Atomic Habits. Me encantó este libro porque es muy práctico. En este libro, el autor habla sobre la importancia de la “composición” de hábitos y da el ejemplo de ir al gimnasio. Si el hábito en el que estás trabajando es ponerte en forma, entonces cada vez que vas al gimnasio agregas un poco de “aptitudes” a tu cuerpo.

 

No verás los resultados después de unos días o incluso semanas. Pero después de unos meses, los resultados se habrán potenciado: tu cuerpo se sentirá más fuerte y tus músculos estarán más definidos. Comenzarás a ver los beneficios de esos pequeños hábitos después de un tiempo, pero sólo si lo haces regularmente y con frecuencia.

 

“Si repetimos pequeños comportamientos día tras día, nuestras elecciones se convierten en resultados importantes”

James Clear

 

Me inscribí al gimnasio cerca de mi casa desde hace algún tiempo, pero te confieso que la verdad me lo había estado tomando con calma. Sólo estuve haciendo un poco de estiramiento y pesas ligeras. Después de eso, generalmente me iba al baño de vapor y a la alberca. ¡Me gusta el gimnasio, pero amo el spa!

 

Yo misma sabía que no estaba haciendo un gran esfuerzo. Entonces, durante los últimos meses comencé a agregar entrenamiento cardiovascular y de intervalos a mi rutina. Y desde entonces, he visto una diferencia en mis músculos y también me siento más fuerte.

 

Otro hábito que he estado “capitalizando” es comer sano, por supuesto. Evito comer alimentos procesados y tomo mi licuado de leche de kéfir todas las mañanas. Esto ha hecho una gran diferencia en mi intestino y no sólo soy yo quien lo dice, mi médico lo confirmó la última vez que revisó mi flora intestinal.

 

Aunque todavía no me he beneficiado de ninguna inversión compuesta en términos financieros, estoy muy feliz de que mi inversión en salud ya se esté capitalizando. Después de leer el libro, estoy aún más motivada para continuar con mis buenos hábitos todos los días, para poder continuar cosechando los beneficios a largo plazo.

 

¿En qué buenos hábitos estás invirtiendo? Cuéntame todo por Instagram.