¿Sabías que puedes terminar con los síntomas molestos del ciclo menstrual cambiando tu alimentación?

 

Siguiendo con mi plan para esta cuarentena sobre aprender cosas nuevas y alimentar mejor mi mente, quiero contarte que he estado leyendo el libro de Alisa Vitti “In the Flo”, me gustó tanto que lo tengo en audio y en copia física.

 

Yo había escuchado de la dieta de semillas, en la que unos días debes comer semillas de lino (o linaza) y semillas de calabaza; y otros días ajonjolí y semillas de girasol. Esto ayuda a balancear la producción de las hormonas femeninas, progesterona y estrógeno de forma natural.

 

En cambio, lo que Alisa Vitti sugiere en el libro es impresionante. Primero escuché un podcast donde la entrevistaron. Me dio curiosidad y busqué más información sobre ella.

 

¡He aprendido tanto sobre los pormenores de mi propio cuerpo!

¿Cómo es que nadie me habló de esto antes?

 

Ella ofrece una solución de 4 semanas para manejar tu energía y tiempo de acuerdo a tu bioquímica femenina. Trabajando con cada fase de tu ciclo menstrual, apoyarás a tus hormonas, desbloquearás el pico de creatividad y productividad, y evitarás el cansancio.

 

El primer libro de Alisa se llama WomanCode. En él, ella explica que dentro de cada fase menstrual las hormonas de las mujeres cambian, lo que provoca que los niveles de energía y las necesidades dietéticas también cambien.

 

¿Qué es el ritmo infradiano?

 

Alisa explica que las mujeres tenemos un ritmo infradiano, que dura alrededor de 28 días más o menos y que conocemos normalmente como ciclo menstrual.

 

De acuerdo con Alisa Vitti, existen 4 fases del ciclo menstrual:

 

  • Folicular: Empieza justo después de la menstruación y dura de 7 a 10 días
  • Ovulatoria: dura 3 a 4 días
  • Lútea: de 10 a 14 días
  • Menstruación: de 3 a 7 días

 

Durante la fase lútea, por ejemplo, Alisa recomienda que comas verduras asadas para evitar el aumento de los antojos de azúcar, y que aumentes tu consumo de verduras verdes para evitar la inflamación. También dice que el ejercicio durante la fase lútea debería ser menos intenso, por ejemplo hacer yoga suave o pesas ligeras.

 

Aquí abajo puedes ver una tabla que preparé para que veas las fases y lo que deberías hacer respecto a dieta y a ejercicio. No es una tabla exhaustiva, pero es un comienzo.

 

fases del ciclo menstrual alisa vitti spm sindrome premenstrual fermentos encurtidos fermentados salud mujer cuarentena blog

 

 

Lo importante de cada fase es saber cuáles son las necesidades de nuestro cuerpo,
cuándo podemos esperar más de él,
y cuándo debemos tomar una pausa sin culparnos por sentir menos energía en esos días.

 

Alisa ha hecho muchas investigaciones y cita aún más estudios en su libro. Explica cómo el patrón hormonal masculino sigue el ritmo circadiano (de 24 horas), y las mujeres seguimos el ritmo infradiano. Esto quiere decir que las mujeres tenemos un metabolismo dinámico.

 

Una de las cosas que encontré interesante fue que la mayoría de los estudios que se realizan para las dietas como la cetogénica, o cierto tipo de ejercicios, como los de alta intensidad, se llevan a cabo principalmente en hombres, y en una minoría de mujeres (que por lo general no se encuentran en años reproductivos).

 

La razón es que es más fácil hacer estudios en personas que llevan un ritmo biológico de 24 horas (ritmo circadiano) en lugar de un ritmo de 28 días. Entonces, ¿cómo podemos saber si esos ejercicios y dietas también funcionan en mujeres que llevan el ritmo infradiano?

 

¡No lo sabemos!

 

Alisa también habla de por qué muchas mujeres que intentan perder peso, o llevar una dieta y no les funciona. De cómo nos culpabilizamos por no poder hacer ejercicio todos los días así como los hombres lo pueden hacer. O cómo nos castigamos si no podemos mantener una rutina matinal de levantarnos a las 5am todos los días del año para ser “más productivas” (lo que sea que eso signifique).

 

El ritmo infradiano afecta nuestro metabolismo: algunas veces es más lento y necesitamos menos calorías, alimentos crudos, quizás hasta ayuno intermitente. Otras veces nuestro metabolismo es más rápido y necesitamos más calorías, comer más, y más carbohidratos lentos o complejos.

 

Alisa considera que sufrir el síndrome premenstrual (SPM) no es normal y que nuestro cuerpo está diseñado para funcionar sin síntomas ni cólicos. Para Alisa el SPM, significa que tienes un desequilibrio hormonal, y que puedes evitarlo si comes suficiente de la comida adecuada.

 

Cambiar tu alimentación de acuerdo a las fases de tu ciclo menstrual ayuda a metabolizar las hormonas femeninas y tener un balance saludable entre ellas. Uno de los ejemplos de los que Alisa habla es que consumimos demasiado Omega 6 (en aceites y comida procesada). Esto puede provocarte más contracciones uterinas (cólicos). Ella es de la opinión que si cambias lo que comes, cambias tu experiencia.   

 

Los consejos generales de Alisa Vitti para aliviar las molestias del ciclo menstrual son:

 

  • Escucha a tu cuerpo y responde a sus necesidades.
  • Empieza a modificar qué comes y cuándo, dependiendo de la fase en que te encuentres:
    • Comer encurtidos fermentados como el kimchi y el chucrut para fortalecer tu microbiota intestinal
    • Evitar el consumo de grandes cantidades de azúcar.
    • Eliminar los lácteos (ella los ve como la causa principal del síndrome poliquístico de ovario, el acné y la endometriosis)
  • Adapta tu ejercicio a tu ciclo menstrual.

 

¿Crees que esta información puede servirle a otra mujer ocupada? ¡Comparte este post en Facebook!

 

 

fases del ciclo menstrual alisa vitti spm sindrome premenstrual fermentos encurtidos fermentados salud mujer cuarentena blog

 

Algunas entradas de este blog contienen enlaces afiliados.
Con tus compras ayudas a mantener vivo este proyecto.
¡Gracias por tu apoyo!