Me encanta ver la transformación de las personas que vienen a mis cursos de fermentación, llegan un poco temerosas de la dificultad de hacer estos fermentos, y salen felices porque se dan cuenta de lo fácil que es hacerlos y de sus beneficios para la salud.

 

Al estar lejos de mi país, y de ver la necesidad de mejorar nuestra alimentación (no solo para nosotros, sino para nuestras familias), decidí ofrecer estos cursos de fermentación en línea, para que tú también disfrutes de una mejor digestión y apoyes a tu sistema inmunológico.

 

Preparar tus propios alimentos saludables se siente increíble: te empodera, te libera y sobre todo, te permite compartir el amor que sientes por tu familia, amigos, pareja, vecinos y comunidad.

 

 

¿Por qué te empodera? Porque tienes en tus manos la decisión y capacidad de hacer que lo que comas no sólo te llene, sino que te nutra.

 

Te libera, porque ya no dependes de lo que hay en los supermercados únicamente.

¿Te has fijado cuánto cuesta la kombucha, el kéfir o los probióticos en general en las tiendas? Sin mencionar la contaminación por empaques, bolsas, etc MÁS los gastos de envío al comprar en línea.

No es necesario pagar demás, aún si tienes los recursos.

 

Fermentar es increíblemente fácil y te ahorra tiempo tener todo listo en tu refri cada día para disfrutar.

 

Fermentar y consumir Encurtidos Caseros es compartir el cuidado que tienes por ti misma con la gente que amas.