Hace poco asistí a un taller de repostería para hornear con harina libre de gluten. Como rara vez horneo, nunca pensé en asistir a una clase de estas. Pero ahora que me estoy quedando sin ideas para postres o snacks saludables, decidí asistir a esta clase para conocer más recetas.

 

¡No solo aprendí nuevas recetas, aprendí nuevos trucos para hornear! Por ejemplo, hicimos granola de chocolate, que es una receta que probé hace algún tiempo pero ahora estoy motivada para hacerla más regularmente, porque ya vi una nueva forma de prepararla.

 

Antes solo revolvía todo por unos minutos. Luego intenté cocinar la granola en una sartén. Esa es una buena opción si tengo prisa. Pero la forma en que aprendí a hacerla en el curso es hornearla a baja temperatura, lo que definitivamente es mucho más conveniente.

 

La última granola que hice lleva amaranto inflado, hojuelas de mijo, chia normal, semilla de calabaza, semilla de girasol, nueces, almendra, avena. Puedes hacer cualquier combinación de semillas y nueces que tengas en casa!

 

La granola es muy fácil de hacer:

 

granola ingredientes

 

    • 300gr de una mezcla de nueces, semillas, avena

 

    • 40gr de aceite de coco o mantequilla

 

    • 40ml de Miel de maple

 

    • Media cucharadita de sal

 

    • Revuelves los ingredientes secos en un recipiente

 

    • Mezcla la miel y el aceite en otro recipiente.

 

    • Integra las dos mezclas anteriores

 

    • Horneas en una charola o bandeja para hornear, a 170 °C por 8 a 10 minutos.

 

    • Pasado ese tiempo, volteas la granola para que todas las partes se doren.

 

    • Después de 18 a 20 minutos, ya que todo esté dorado y tostado, la sacas del horno y dejas enfriar.

 

    • Una vez fría, ponla en un frasco de vidrio para que se mantenga crujiente.

 

granola

 

Aquí te paso 6 tips para hornear con harina libre de gluten:

 

  • Prueba diferentes harinas hasta encontrar la que mejor se adapte a tu receta. Las harinas que me gustan más son las de mijo, avena, almendra y alfornón (en pequeñas cantidades).

 

  • La mejor manera de mezclar las harinas es por su peso, no por volumen.

 

  • El gluten ayuda a que los alimentos horneados se mantengan bien unidos. Si no hay gluten en lo que estás horneando, debes reemplazarlo. Puedes usar huevo, chía o lino, pero también existen otros ingredientes como psyllium, goma xantana o guar.

 

  • Recuerda que solo por ser sin gluten, no significa que sea super saludable. Si lo que intentas hacer es una receta más sana, ten en cuenta cuánta azúcar le pones.

 

  • Si lo que estás horneando es salado, puedes probar con las siguientes harinas que son también muy ricas, como la de garbanzo, la de yuca y la de arroz.

 

  • Si es la primera vez que haces una receta sin gluten, empieza con la mitad de la porción para probar. Si te gusta, entonces intentas hacer la porción entera en tu segundo intento.

 

Algunas recetas que me gusta mucho hacer son el pastel marmoleado y los hotcakes. Para ambos mezclo harinas hasta encontrar una buena consistencia.

 

Lo importante es no darse por vencida cuando pruebas nuevas recetas con harina libre de gluten, pues quizás la primera vez no te salga perfecta, pero a la mejor la segunda o tercera vez será un éxito. ¡Mucha suerte con tus experimentos!

 

Mándame fotos o videos de tu experiencia horneando libre de gluten por Instagram.