Los ajos tienen muchas propiedades benéficas para tu salud, entre ellas proteger el sistema inmunológico. Si a eso sumas las ventajas de los fermentos, con los ajos encurtidos tienes en tu poder un super alimento!

 

A continuación encuentras una receta muy sencilla para que prepares ajos fermentados. Los ingredientes son pocos y muy fáciles de conseguir.

 

Ingredientes

 

  • 1 frasco mediano
  • suficientes ajos que quepan en el frasco
  • agua
  • sal de buena calidad

Instrucciones para preparar ajos fermentados

 

  1. Pelar los ajos.
  2. Preparar la salmuera: por un litro de agua, disolver alrededor de 20 gramos de sal.
  3. En un frasco, coloca tus ajos enteros hasta que llenen el frasco.
  4. Agrega la salmuera y tapa el recipiente.
  5. Deja que se fermente a medio ambiente, en un lugar seco, lejos de la luz directa del sol. Cuidando siempre que los ajos estén siempre cubiertos de líquido.

 

Este es un fermento largo, se recomienda que se deje fermentar alrededor de un mes, pues es cuando sus propiedades son más fáciles de asimilar.

 

Es una receta muy fácil y diferente que puedes intentar en casa para preparar ajos encurtidos. Ojalá que te guste, y no dejes de compartir tu experiencia etiquetando a Encurtidos Caseros en Instagram.