Si entras a mi cocina mientras estoy cocinando, estoy casi segura que te sorprenderías del lugar en donde guardo mis recetas favoritas. Al abrir el último de mis gabinetes vas a ver algunas de mis recetas pegadas a la puerta interior. Tengo tarjetas blancas que uso cuando estoy experimentando con alguna receta. Muchas veces lo que hago es buscarlas por internet y después hago mis cambios.

 

recetas

Mis recetas pegadas en la puerta de la alacena

 

Esta receta que te comparto hoy no es una que tenga pegada en mi cocina, sino en mi corazón. La receta del guacamole se transmite de generación en generación. Los mexicanos nacemos, crecemos y vivimos repitiéndola cada semana. En mi casa el guacamole se hacía siempre simplemente con un poco de sal y limón. Si había tiempo, con un pico de gallo o con chile cortado. Desde que tengo niños, he tomado la receta más simple que es solo con sal.

 

Pero como a todo le quiero poner algo de probiótico, reemplacé el jugo del limón por el jugo del chucrut. Simplemente tomas un poco de la salmuera mezclada con el jugo de chucrut, y se lo agregas al aguacate. Claro que le puedes agregar todavía más cosas como cebolla, tomate y chile jalapeño fermentado, depende de lo que a ti te guste. El sabor del guacamole con jugo de chucrut es muy similar al guacamole con limón. De hecho, yo diría que el sabor es mucho mejor!

 

Ingredientes:

  • 2 Aguacates maduros
  • 1 Jitomate chico
  • 100 gr de cebolla encurtida
  • 1 chile jalapeño fermentado (o menos, depende qué tan picante lo prefieras)
  • 20 gr de cilantro fresco
  • 10 ml del jugo o salmuera del chucrut
  • Sal y pimienta al gusto

 

Instrucciones para preparar guacamole probiótico:

  1. Enjuaga todas tus verduras
  2. Pica todo en pedacitos muy pequeños y ponlo todo en un bowl o recipiente donde puedas mezclar y revolver bien
  3. Añade la sal, la pimienta y el jugo del chucrut
  4. Incorpora todo cuidadosamente con la ayuda de un tenedor
  5. Prueba un poco de tu guacamole para que veas si le hace falta un poco más de sal o jugo de chucrut
  6. Disfruta!

 

Como seguramente sabes, el aguacate empieza a oxidarse después de un tiempo, así que para evitarlo hay quienes incluso agregan un cucharadita o dos de aceite de olivo o crema fresca. También hay quienes no le ponen chile o cebolla, realmente puedes personalizar tu guacamole como más te guste!

 

Acompaña tus comidas con guacamole, es una excelente botana pero también va genial con algunas ensaladas!

 

Inscríbete al Newsletter y recibe gratis mi lista de 5 pasos para hacer chucrut muy fácilmente en casa.