El kéfir de agua es una bebida deliciosa que puede remplazar la soda o el refresco en tus fiestas. Esta es una bebida muy fácil de hacer, pero que requiere que ya tengas los granos de kefir o tíbicos. Por lo general, cuando haces esta bebida regularmente, los granos de kefir se multiplican y puedes regalar a otras personas.

Kéfir significa “sentirse bien” en turco. El kéfir de agua también se conoce como tíbicos, tibi, kéfir de azúcar o cristales de agua japoneses.

 

El kéfir de agua está hecho con granos de kéfir, que son estructuras pequeñas, translúcidas y gelatinosas, compuestas de una variedad de bacterias y levaduras. Los granos de kéfir de agua son de color blanco y se rompen fácilmente cuando se aprietan entre los dedos. Se parecen a cristales irregulares.

 

Los cultivos de kéfir o tíbicos se encuentran en todo el mundo, sin que haya dos cultivos exactamente iguales.

 

Ingredientes del kéfir de agua

  • 70 a 100 gramos de azúcar
  • 1 litro de agua natural
  • 1 frasco con capacidad de 1 litro
  • 1 pedazo de tela
  • 1 banda elástica que cubra la circunferencia del frasco o jarra
  • Un higo seco o ciruela pasa para darle sabor

Preparación:

  1. Disuelve el azúcar en el agua.
  2. Agrega los granos de kéfir de agua y la fruta seca.
  3. Cubre el frasco con un paño de cocina y asegúralo con una banda elástica.
  4. Déjalo reposar aproximadamente 48 horas.
  5. Colar los granos de kéfir y colocar la bebida fermentada en la otra jarra o botella (ya sin los granos de kéfir).
  6. Disfrútalo al momento o, si no vas a tomarlo de inmediato, refrigera.
  7. Repite el procedimiento.

Para añadir sabor:

Si quieres disfrutar tu kéfir de agua con algún sabor de tu preferencia, es necesario realizar una segunda fermentación:

  1. Agrega el sabor que más te guste (jengibre, jugo de fruta, limón)
  2. Cierra la tapa y déjalo reposar entre 12 a 24 horas.
  3. Comienza el proceso nuevamente con los granos de kéfir de agua o dejarlo descansar.

Para dejar descansar el kéfir de agua:

  1. Coloca los granos de kéfir de agua en un recipiente pequeño con agua azucarada y cierra la tapa.
  2. Pon el recipiente en el refri o la nevera durante una o dos semanas.
  3. Después de este período, cambiar el agua azucarada.
  4. Para hacer kéfir otra vez, cuela los granos y repite el proceso.

 

Mándame tus dudas, fotos o videos haciendo kéfir por Instagram. Ah! Y no olvides suscribirte al Newsletter.

receta kéfir agua fermentos encurtidos probióticos bebida caseros