Cuando vivíamos en Inglaterra y mis hijos estaban pequeños, su desayuno era un plato de avena con pasitas y canela. Allá se conoce como porridge, es un desayuno típico inglés. Para mi era perfecto darles eso porque las mañanas son por lo general frías y al darles la avena, se iban con algo caliente en sus pancitas. Por su alto contenido en fibra, también hacía que se sintieran saciados por más tiempo y además les daba energía.

 

Muchas veces no querían comer y preferían estar jugando o ponerse la ropa casi en cámara lenta. La única persona que tenia noción del tiempo era yo, y mi estrategia para llegar puntuales a la escuela era leerles un cuento mientras ellos comían. Otras veces me ponía a contarles una historia misteriosa para que llegaran a la mesa y olvidaran que estaban desayunando y así avanzaran sin que empezáramos a estresarnos.

 

Hoy en día, aunque ya no tengo que distraerlos con cuentos, las veces en que preparo avena para el desayuno recuerdan esas mañanas frías en Oxford y se la comen con gusto. Creo que algunas veces añoran esos momentos sin noción del tiempo.

 

¿Sabías que la avena es un cereal altamente nutritivo? De hecho, es el cereal que aporta la mayor cantidad de proteínas a tu cuerpo. En los últimos años, la avena se ha popularizado como un alimento saludable por ser una fuente de vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes.

 

Algunos de los beneficios de agregar avena a tu dieta:

 

  • Contiene proteína. La avena es el cereal con mayor proteínas porque contiene 6 de los 8 aminoácidos esenciales, lo cual la hace una opción mucho más nutritiva que el trigo, que sólo tiene uno.

 

  • Contiene carbohidratos de absorción lenta, lo que estimula la actividad del páncreas, dándote así un efecto de saciedad por más tiempo y manteniendo los niveles de azúcar en la sangre.

 

 

 

 

  • Contiene avenina, un alcaloide que genera un efecto tranquilizante y sedante para el sistema nervioso central. Esto nos ayuda a lidiar con problemas como el estrés, la fatiga y el insomnio.

 

Valor nutricional

100 gramos de avena contienen:

 

Tengo varias recetas en donde incluyo la avena como ingrediente principal, o secundario. Tengo, por ejemplo los pancakes al que les incluyo avena y mijo, que también se pueden hacer totalmente solo con avena.

 

Otra receta son los dedos de pescado. En ella utilizo avena para “empanizar” y darle textura y consistencia a los dedos  nuggets.

 

La granola lleva también avena como ingrediente principal, y es deliciosa. Me gusta preparar galletas de jengibre con avena también, esa receta la pondré muy pronto en el blog.

 

¿Piensas agregar más avena a tu alimentación? ¡Comparte este artículo en Facebook!