A mí y a mi familia nos gusta variar el desayuno. O quizás soy yo a quien le gusta variar más 🙂 Y como a mis hijos les encantan los pancakes o hotcakes, me gusta prepararlos yo misma. Es muy fácil y rápido de hacer, especialmente si ya tienes todos los ingredientes en casa.

Por lo general, a mí me gusta también variar la harina que les doy a mi familia. Yo personalmente trato de evitar el trigo, a menos que sea fermentado. Para esta receta, me gusta mucho el sabor de la avena mezclada con mijo. A veces le agrego también amaranto. Después mezclo todo con una super batidora que tengo para hacer mi harina. Pero en realidad no es necesario, si tu prefieres, puedes simplemente comprar la harina de avena y mezclarla con otras harinas. También lo que a veces hago es comprar una harina que es una mezcla de arroz, maíz y mijo. Mucha gente usa la harina de almendra o la de alforfón. Si usas una de esas, es mejor experimentar en un momento en que no estés con estrés, pues no es garantía que te salgan bien. Lo digo por experiencia 🙂

Esta es la receta que hago en casa:

Ingredientes:

  • 200g harina (aproximadamente 120 avena, 80 mijo)
  • 50 g mantequilla o aceite de coco
  • Polvo para hornear, bicarbonato
  • 300g de leche de kefir o cualquier otra leche
  • Una pizca de sal
  • Vainilla
  • 1-2 huevos

Instrucciones:

  1. Moler la harina si es que la haces casera
  2. Agregar los demás ingredientes, excepto el kéfir y el huevo, mezclarlo todo
  3. Una vez que esté mezclado, agregar el kefir y el huevo y batirlo todo hasta que tengas una mezcla homogénea
  4. Calentar el sartén o el comal, agrega un poco de aceite de coco o grasa si es necesario
  5. Poner una cucharada de la mezcla en el sartén caliente, y cuando esté listo, voltearlo

El primer pancake lo hago muy pequeño. Así veo si el sartén está lo suficientemente caliente. Espero que salgan las burbujas, y después lo volteo. Y así sucesivamente… Lo puedes servir con miel, fruta, miel de maple or jarabe de arce.

Algunas veces lo que hago es hacer el doble de la mezcla, cocino los pancakes pero sin dorarlos, y los guardo para el siguiente día. Al siguiente día los caliento con un poco de mantequilla. ¡Son deliciosos!

Debo confesarte que las primeras veces que los hice me fallaron. No tenia la receta perfecta. De hecho, la receta original lleva harina de trigo y leche. Pero yo quería usar el kefir que me sobraba, y mi propia harina. El kéfir le da un saborcito un poco agrio, pero rico.

Cuando tengo prisa, lo que hago es preparar la harina la noche anterior. Así solo mezclo el resto de los ingredientes y en realidad es muy rápido hacerlos. Lo único que te lleva tiempo es el cocinar uno por uno.

También lo que he hecho con esta misma receta son waffles. Me compré una maquinita electrica para hacer 4 waffles a la vez, y es una variación del mismo desayuno. Solo que para los niños es como si fuera un desayuno completamente distinto.

¿Y tú, qué te gusta agregarle a tus pancakes? Coméntame todo en Instagram.