Los encurtidos caseros, o los fermentos, son alimentos que han pasado por un proceso de lacto-fermentación. Este es el proceso que hace que las verduras sean más digestibles. Estos se conocen también como alimentos probióticos.

 

Existen diferentes procesos de fermentación. El chocolate, el vino, el queso, la cerveza, el chucrut y el yogurt son algunos de los alimentos que pasan por un método de fermentación.

 

La fermentación de alimentos surgió hace miles de años como método para conservar ciertos alimentos para tiempos de escasez. Ahora sabemos que durante la fermentación se produce un aumento considerable de los nutrientes que hay en los alimentos. Otro beneficio es que se genera un crecimiento de bacterias benéficas para la salud intestinal.

 

En nuestro cuerpo viven casi 2 kilos de bacterias, y miles de millones de esos microorganismos se encuentran en nuestra flora intestinal. Estas bacterias son de vital importancia y proveen a nuestro cuerpo de muchos beneficios. Nuestra “microflora” intestinal ayuda a los intestinos a digerir comida, a convertir los alimentos en energía, a destruir toxinas, a producir determinadas vitaminas o aminoácidos y a proteger al organismo frente a muchos patógenos.

 

Desafortunadamente, las bacterias en nuestro sistema digestivo no siempre se encuentran en perfecto balance. Mientras que nuestro cuerpo naturalmente siempre busca la salud total para nosotros, los alimentos que consumimos de manera regular tienen un gran impacto en los microorganismos que habitan nuestros intestinos.

 

Hoy están de moda los probióticos y los alimentos fermentados son una excelente fuente de estos, ya que en ellos los probióticos se encuentran activos y son naturales. Además, los alimentos fermentados están llenos de enzimas, vitaminas y minerales.

 

Por lo tanto, el mantenimiento de la flora intestinal es clave para mantener una buena salud y un buen sistema inmunitario. Los probióticos contienen el tipo de bacterias saludables similares a las que tenemos en nuestro organismo. Al consumirlos ayudamos a diversificar nuestra flora intestinal y de esta forma mejorar nuestra digestión y salud en general.

 

Suscríbete al Newsletter para conocer recetas de encurtidos caseros y mándame todas tus dudas por Instagram.